Paciencia…en un mundo digital

En este mundo en donde todo se encuentra a la distancia de un clic es muy fácil que perdamos la paciencia cuando las cosas tardan un poco más de lo que esperamos.

Ahora podemos conectarnos con personas que se encuentran a kilómetros de distancia, consultar algún tema en específico, revisar nuestras cuentas bancarias y aprender miles de cosas nuevas.

clic.jpg

Esta facilidad que se tiene para todo crea expectativas e impaciencia por conocer y consumir todo en algunos pocos segundos y cuando tardamos de más la impaciencia y el estrés pueden llegar a causarnos frustración y enojo.

Poco a poco, este nuevo entorno digital nos arrebata una de las capacidades humanas de mayor importancia tanto a nivel personal como profesional: la paciencia. Es decir, la capacidad para superar contratiempos o dificultades sin sufrir a causa de dicha espera.

Existen algunas simples acciones que pueden tomarse para lograr recuperar la paciencia:

  • Aceptar que somos impacientes
  • Encontrar lo que nos vuelve inquietos
  • Dejar de tener todo bajo control
  • Organizar las prioridades
  • Planear cada paso a dar
  • Buscar formas de descargar la ansiedad

En definitiva, practicar la paciencia es primordial para alejar el estrés que el mundo digital nos crea y reforzarla es muy importante en esta época, tanto para la vida personal como la profesional.