Objetivos SMART

Cuando comenzamos a diseñar un proyecto es fundamental marcarse unas metas claras que nos ayuden a visualizar el futuro del mismo.

Para poder alcanzarlas debemos diseñar objetivos que nos ayuden a llegar a nuestra meta final.

En muchas ocasiones no tenemos bien definidos esos objetivos, principalmente porque no están claros o no son precisos.

estrategia-web-855x364

Lo primero que tienes que hacer es tomar una pluma y una hoja y responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuál es la meta de mi proyecto?
  • Seguramente tu respuesta ha sido “Aumentar las ventas” pero, ¿Cuánto es aumentar las ventas, un producto más al año?

Ahora vayamos a los objetivos que tienes marcados y que te ayudaran a llevar a cabo una estrategia eficaz.

  1. ¿Cuáles son los objetivos que necesitas para alcanzar esa meta?

Aquí más de uno tiene problemas para definirlo, pero un buen comienzo puede ser plantear cosas como:

  • Tener mejor posicionamiento en el sector
  • Aumentar los suscriptores.
  • Aumentar el tráfico en nuestra página
  1. Ahora reflexiona un segundo y responde:
  • Cuanto suscriptores más, ¿un suscriptor más me acerca a mi meta final? ¿10 suscriptores al mes? ¿al año?
  • ¡Una visita más es aumentar el tráfico! Pero ¿Cuántas? ¿A la página principal?

 

 ¿Cómo deben ser los objetivos para que me ayuden a alcanzar la meta

Para contestar a esta pregunta George T. Dorian creo un sistema para que nuestros objetivos sean eficientes y para que nos ayuden a alcanzar realmente nuestras metas, por lo que propuso el modelo S.M.A.R.T

292-02

   ¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART son objetivos eficaces o inteligentes, que ayudan a que sigamos unas pautas para definirlos correctamente y que nos ayuden a alcanzar lo que deseamos. Para que un objetivo sea eficaz debe seguir estos requisitos:

Specific (Especifico): El objetivo debe ser lo más concreto posible. Cualquier persona que sepa tu objetivo debe entender qué es exactamente lo que pretendes hacer y cómo.

Medible (Measurable): El objetivo debe ser medible, por lo que ha de ser una meta cuantificable. En algunos casos es complicado, pero debe poder ser medible para poder analizar nuestras estrategias.

Alcanzable (attainable): El objetivo debe ser ambicioso, un reto para nosotros, pero posible. Hay que dar la posibilidad de reajustar los objetivos si hay cambios en el entorno.

Realista (Realist): Debemos tener objetivos dentro de nuestras posibilidades (tanto por nuestros recursos disponibles, como por nuestra motivación por lograr dicho objetivo).

Tiempo (Timely): Hay que tener establecido una línea de temporal, cada objetivo debe estar definido en el tiempo, ya que nos ayudara a marcar las distintas etapas que nos permitirán llegar a la meta propuesta.

¿Es tu Objetivo actual Inteligente?