Imagen corporativa: reuniones de trabajo

Las reuniones de trabajo no son un campo de batalla para dirimir asuntos personales o profesionales sino un sitio de encuentro entre los miembros de un mismo equipo para el intercambio de información u opiniones. Ni siquiera, aunque surjan puntos de vista diferentes. Los enfrentamientos dialécticos, que los habrá, no deben nunca desarrollarse en un clima de hostilidad sino todo lo contrario. El objetivo final debe ser llegar a un entendimiento.

Las reuniones de trabajo suelen ser un complicadas para los empleados, sobre todo cuando el equipo de trabajo es de más de 3 personas. En ocasiones, suelen ser más que un intercambio de información u opiniones, si no sabemos controlar una junta, es casi seguro que habrán de tocarse temas ajenos a la reunión, tales como personales o profesionales, claros distractores para el equipo de trabajo.

Resultado de imagen para gif trabajo

A continuación, te ofrecemos una serie de consejos sobre qué postura o qué actitud adoptar en las reuniones presenciales de trabajo:

  1. Demuestra siempre tu educación e interés. Sé puntual, saluda tanto al llegar como al despedirte, pide siempre la palabra antes de hablar, utiliza el “por favor” y “gracias”, nunca pierdas la compostura, ni resultes grosero por muy tensa que pueda llegar a ser la conversación. Recuerda, no vas a tener más razón por mucho que grites o que insultes al otro. Evita hablar con malas palabras.
  2. Lleva un vestuario adecuado para la ocasión. Tu imagen es importante, la vestimenta habla de que tan importante es para ti cada reunión. Recuerda los consejos que te dimos anteriormente sobre la vestimenta en hombres y mujeres.
  3. Cuida el lenguaje corporal. Piensa que sólo el tono de la voz tiene cinco veces más impacto que las propias palabras que utilices; y que tu lenguaje corporal es ocho veces más poderoso que el propio significado de tus palabras.

    Resultado de imagen para gif junta de trabajo

  4. Aprende a escuchar y prestar atención a tus interlocutores. Se tolerante y presta total atención a lo que exponen tus compañeros, recuerda que debes de dar lo que quieres recibir.
  5. En el supuesto caso de que debas abandonar una reunión antes de que termine justifica tu ausencia, solicita un receso si se trata de un asunto puntual de urgencia o bien avisa con antelación en el caso de que sepas que va a ocurrir inevitablemente.

Imagen relacionada