Los tiempos perfectos

Últimamente he escuchado a muchas personas preocupadas por sus vidas. Preocupadas porque en una balanza de tiempo y logros, pareciera que el tiempo siempre va mucho más rápido que los logros que esperarían tener en la vida.

Balance-empresarial

Cosas como coches, casas, pareja, hijos, trabajos, viajes, etc; forman parte de una idea organizada por plazos, que, desde hace muchos años, inconscientemente empezamos a definir, pero para muchos hoy cumplir con dichas fechas, está resultando más complicado de lo que parecía.

Para empezar a reducir el estrés, podemos entender que algunas de esas cosas, unas en mayor medida que otras, dependen de otras circunstancias que por lo general no están en nuestras manos.

A lo mejor a los 16 pensabas que a los 28 estarías listo para casarte, pero resulta que cuando llegaste a esa edad no has conocido a nadie que te llene por completo o tal vez no te interesa conocer gente en ese momento porque estás disfrutando de estar solo…

images

También tienes que considerar que las metas que tenías hace 10 años, puede que no sean las mismas que tienes hoy. Se vale cambiar de opinión, por ejemplo: a los 18 pensabas que tener un coche último modelo, super equipado, sería tu prioridad, pero a lo mejor decidiste hacer un gran viaje o tomar una maestría y eso tendrá que esperar un poco.

Esto no quiere decir que no te esfuerces por conseguir todo lo que deseas, pero trata de tener siempre presente que nadie está evaluando con que precisión estás alcanzando tus objetivos y la única persona que tiene que estar contento con los resultados obtenidos eres tú.

Por último te dejamos este video para que tengas una visión diferente de las cosas y puedas respirar un poco, porque al final no existe el tiempo perfecto para nada.