Espíritu de trabajo en equipo

¿Alguna vez has identificado que tú o algún compañero no sabe trabajar en equipo? Probablemente tú o esa persona está demasiado enfocada en promover su propio trabajo o no intervenir cuando todo el grupo está luchando para cumplir con una fecha de entrega o hacer alguna tarea juntos.

Trabajar con alguien que no es un jugador de equipo no solo puede ser frustrante, también puede perjudicar el desempeño colectivo. El apoyo colectivo ofrece a la empresa y al personal la oportunidad de conocerse mejor y colaborar para alcanzar una meta de forma más eficiente.

Imagen relacionada

Ignorar la conducta de aquel que no sabe trabajar en equipo no soluciona el problema; los perjudica, se perjudica y afecta el proyecto. Te presentamos cinco maneras de trabajar con alguien sin espíritu de equipo.

  1. No saltar a conclusiones

En ocasiones, las razones del comportamiento de alguien sin espíritu de equipo no tienen relación con que no esté dispuesto a contribuir al grupo. Probablemente esa persona puede estar estresada o presionada. La conducta de un empleado sin espíritu de equipo puede que sea por problemas en casa, con el trabajo o con un compañero en específico.

Lo importante en esta situación es no sacar ninguna conclusión. Es mejor ser paciente consigo mismo o con la persona que presenta el problema y dejar que opine para después retroalimentarlo.

2. Conversar fuera de la oficina

Antes de excluir a alguien, considera salir a tomar un café o a comer con esa persona simplemente para conocerlo mejor. No es mala idea llevar algunos de los miembros del equipo para animar la plática.

3. Revisar la misión del equipo

A veces un miembro del equipo que no está cooperando puede ayudar a identificar problemas subyacentes. Aprovecha esta oportunidad para conversar con él y el equipo sobre cuál debería ser la visión compartida del grupo y los mejores métodos para conseguir los objetivos.

4. Aclarar los roles de los miembros del equipo

Explica las responsabilidades de los miembros del equipo por empezar. “No asume que todos saben exactamente cuál se supone que debería ser su contribución” dice Cohen. Podría ser que la persona sin espíritu de equipo entiende poco o no entiende lo que debe hacer.

5. Identificar áreas de oportunidad y motivar

En algunos casos el compañero puede considerar las tareas asignadas inútiles y aburridas. Ellos pueden querer más responsabilidad o una oportunidad para crecer sus habilidades. Analiza las tareas y busca formas de reasignar u ofrecerle nuevas formas de aprender.

En el entorno laboral debe quedar en claro que cada integrante es experto en su área y que todos siempre van a tener distintas ideas. Evita conflictos, respira hondo y lleva a cabo estos consejos para que la próxima vez que tengas una reunión sea todo un éxito.

Resultado de imagen para GIFS TRABAJO EN EQUIPO