El ejercicio de todos los días

¿Qué tanto ejercicio haces o crees estar haciendo? Cuando se entra al mundo laboral muchos de nosotros no tenemos el tiempo suficiente para hacer lo que nos gustaría, y probablemente los pretextos también sobran.

La buena noticia es que hay algunas actividades muy fáciles de hacer, incluso algunas las llevamos a cabo todos los días y no nos habíamos dado cuenta del beneficio que nos dan.

Te presentamos cinco ejercicios más eficaces según la ciencia para quemar calorías y estar en forma:

Correr

Correr es uno de los ejercicios más sencillos que se pueden hacer; quemarás muchas calorías debido a que requieres una gran cantidad de energía para moverte rápido y poniendo mucha demanda en tu sistema cardiovascular.

Saltar la cuerda

Hay una razón de por qué algunos de los boxeadores más grandes del mundo han confiado en saltar la cuerda para entrenarse y para aumentar su ritmo cardíaco. “Saltar la cuerda puede quemar más de 1,074 calorías por hora y es un excelente entrenamiento para todo el cuerpo, incluso unos pocos minutos de saltar la cuerda te beneficiará.”  Asegura el experto Chris Ryan.

La mejor manera de incorporar la cuerda en tu rutina de ejercicio es hacer intervalos, saltar a la cuerda con un número determinado de repeticiones, digamos 100, y luego caminar alrededor durante 60 segundos y repite.

Natación vigorosa

La natación de alta intensidad llega a quemar 892 calorías por hora. Además de sus beneficios terapéuticos y equilibrio fino entre la fuerza y cardio, uno de los beneficios auxiliares de la natación es simplemente estar en el agua.

Subir corriendo escaleras

No sólo es ideal para la construcción de músculo y mejorar tu condición cardiovascular, también es uno de los ejercicios que te ayudará a quemas más calorías, cuando subes escaleras corriendo quemas alrededor de 819 calorías por hora.

Viajar de mochilero

Cargar una mochila en una caminata es una gran forma de ejercicio al aire libre, quemando alrededor de 637 calorías. Gracias al peso añadido de la bolsa, estás creando fuerza muscular tanto en la parte superior como en la inferior del cuerpo.