Sobre el eclipse

El 21 de agosto de 2017 la Luna cubrió totalmente la superficie del Sol. Un evento sin precedentes desde hace décadas, dado que en Estados Unidos atravesó el territorio continental de costa a costaCientíficos de todo el mundo captaron el evento, ya que supone una oportunidad para estudiar la atmósfera del Sol, también llamada corona, que de otro modo no sería visible. En España pudo verse desde algunos puntos de la península, como desde el Observatorio del Teide, en Tenerife.

Aproximadamente cada año y medio tiene lugar un eclipse solar en la Tierra, pero serán pocos los que transcurran cerca de dónde vivimos.

El próximo eclipse de Sol total que veremos será en 2026. Recuerda: la única manera segura de mirar al Sol durante un eclipse es a través de filtros homologados, como gafas de eclipse o visores solares de mano. Al contrario de lo que podamos pensar, filtros caseros o gafas de sol ordinarias, incluso los muy oscuros, no son seguros para mirar al Sol. 

La comprensión del Sol siempre ha sido una prioridad para los científicos espaciales. Estos científicos estudian cómo el Sol afecta al espacio y el espacio, al ambiente de los planetas. Como fuente de luz y calor para la vida en la Tierra, los científicos quieren entender cómo funciona nuestro Sol, por qué cambia y cómo estos cambios influyen en la vida en la Tierra. El constante flujo de material solar y radiación puede afectar a las naves espaciales, sistemas de comunicaciones y astronautas en órbita.

Para ver el video de la NASA sobre el eclipse da clic aquí.